El mar no interrumpe nada. Sigue su propia mecánica, sin más objeción que la que podría amontonarse en los ojos. En uno de mis libros preferidos* la evocación del mar funciona también como un reconocimiento tácito de un estado de cultura prominente, rico en esfuerzo y voluntad, tantas veces dibujado en los mapas. El mar ni siquiera exige esgrimir una certeza duradera, pues el oleaje lo impide, y lo advierte cuando en la costa, en las desembocaduras, el agua se arremolina hacia una dirección que, desde lo humano, podría mostrase aún más incomprensible. No es fácil adivinar esa imagen, pero sucumbimos a su caudal. Todo el mundo intenta llegar hasta el mar.



* Al aproximarse al Mediterráneo, elegimos ante todo un punto de partida: una costa o una escena, un puerto o un suceso, un periplo o un cuento. Luego, ya no importa tanto de dónde hayamos salido, cuenta más hasta dónde hemos llegado, qué hemos visto y cómo lo hemos visto. A veces, todos los mares parecen iguales, sobre todo cuando la travesía es larga. A veces, cada mar es diferente.

Fragmento inicial de Predrag Matvejevic, Breviario Mediterráneo, Anagrama, 1991 (ed. original 1987)


jueves, 4 de marzo de 2010

humor, critica y esteticismo en la obra fotográfica de fernando montiel klint (entrevista)


Así se fundo Carnaby Street retoma su seriegrafía de entrevistas y locutorios. En esta ocasión nos acercamos a la figura y obra de Fernando Montiel Klint (n. 1978), fotógrafo Mexicano de enormes cualidades estéticas, portador de un mundo propio.

Tu fotografía expresa una tendencia en la fotografía contemporánea que hace un uso extremo de la puesta en escena. Con esto quiero decir que la elaboración de la imagen requiere un proceso de producción exhaustivo, casi en los términos de un decorado cinematográfico. En este sentido ¿cómo te planteas su realización? Todo parece medido hasta el más mínimo detalle.

Primero creo un tema a desarrollar, y busco información de todo tipo relacionado al tema. De ahí voy partiendo para crear un lenguaje personal, un mundo propio. Dibujo antes la historia de lo que quiero fotografiar, despues busco el lugar donde quiero realizar la toma para ver si hay que modificarlo fisicamente y conseguir objetos que busco en diferentes mercados de pulgas en la ciudad. Despues pienso en el personaje que saldrá, busco alguien que me interese, por lo general son amigos.

El humor está integrado de tal manera que no pide ser entendido, solo observado, sentido. ¿Humor o la vida llevada a sus extremos?

Creo que es una mezcla entre los dos. Estas historias están influenciadas por la vida cotidiana, pero llevadas a un extremo o una situración hasta cierto punto absurda. Lo que nos pasa diariamente en la ciudad de México es tan caótico y cómico a la vez que no hay mejor influencia que la vida misma. Me gusta mucho el humor en mi trabajo, creo que es algo muy importante, mas divertido.

Y si tuvieras que elegir la imagen de cualquier otro fotógrafo que haya influido en tu manera de entender el arte fotográfico…

Son tantas las imágenes, que creo que es dificil basarla en una sola, pero si pienso en alguna que me haya enganchado con tanta pasión en la fotografía, es muy difícil decidir una sola pero podria ser aquella fotografía titulada The Storyteller de Jeff Wall. Se me hace una imagen tan tranquila, con tantas historias dentro de una misma, es una imagen muy silenciosa. Eso me gusta mucho de ella. Una atmosfera muy interesante.




Ahondando en tu obra, se aprecia cierta resistencia a amoldarse a los estilos de vida contemporánea. Tus personajes, si se puede decir así, parecen buscar una vida distinta en un entorno nada propicio a sus deseos. La serie “Nirvana” expresa esa necesidad, y al mismo tiempo contrapone espiritualidad y sociedad de consumo.

En esta serie me interesó crear imágenes silenciosas, llevar a estos personajes al estado de Nirvana mediante diversas acciones que creo para la camara. Tambien habla en cierta modo de nuestrra generación, jovenes inmersos en sus lugares privados, ausentes de marcas de consumo. Un distanciamiento hacia ellas, a diferencia de mi serie pasada, que se llama Tiempos Modernos, una critica ante toda la sociedad consumista, llena de multiples patologías . En la serie de Nirvana quiero alejar a estos personajes de todo aquel mundo efímero. Personajes en busca de la paz y la iluminación total.

En las habitaciones parece ocurrir todo. Al menos eso es lo que se trasluce al ver algunas de tus series. Hay en tus imágenes un dominio absoluto del “espacio interior”.

Siempre me ha interesado los interiores como otro personaje importante dentro de las diversas historias. El espacio interior lo quiero relacionar con la mente de los personajes asi como reflejo de un mundo contemporaneo lleno de objetos de consumo. Me gusta mucho crear diferentes atmosferas hasta cierto punto inimistas y expuestas al espectador.



Más allá de cualquier otra forma de esteticismo, tu trabajo podría considerarse una nueva manera de comunicación crítica. El reportaje social y el fotoperiodismo, por ejemplo, conjugan elementos extraídos de la realidad más palpable. Intuyo que tú le das la vuelta a esa realidad para hacer la imagen aún más efectiva en ese sentido. Hay una fotografía tuya, Oaxtepec, (2006), que profundiza en esa idea. Un hombre sostiene un pequeño flotador mientras mira a una tapia alambrada, una reflexión crítica sobre la inmigración y la búsqueda de una vida mejor. Otras imágenes buscan objetivos similares: recrear el estado crítico de la sociedad a través de efectos metafóricos.

Sí, me interesa mucho tomar acciones de la vida diaria, de todo aquello que pasa actualmente, para crear algunas metaforas. Crear realidades artificiales con sus propios personajes. La foto Oaxtepec sí creo que es una reflexión en base a lo que pasa en la mente de este personaje solitario en medio del paraiso limitado por aquella barda llena de alambre de puas. El flotador bajo su frase que sirve como salvación para poder sobrellevar el momento tan incierto.

Seguir leyendo

Esa fotografía pertenece, si no me equivoco, a la serie “Tiempos Modernos”. Es posiblemente tu serie más cruda. Muestra, creo advertir, los efectos psicológicos de la sociedad contemporánea. Logras una descripción que va más allá de los tópicos.

Si, en efecto va por ese camino. Quise profundizar a lo que nos pasa actualmente con este bombardeo de información, haciéndonos cada vez más dependientes a objetos de consumo, creándonos necesidades absurdas. Las diferentes adicciones, adoraciones, enajenación que permea el ambiente. Esta serie esta basada en mi entorno. Personajes distantes y solitarios en pleno climax patológico.

Técnicamente, tus fotografías son perfectas. A veces la fotografía contemporánea pone por delante la técnica, la hace demasiado evidente y eso obstruye las intenciones expresivas. En tu caso, la técnica ayuda a contar una historia. ¿Podrías explicarnos cuál es tu metodología, con qué técnica fotográficas te sientes más a gusto? Todo está en perfecto equilibrio.

Al principio trabajé mucho tiempo con camaras digitales y la computadora me ayudaba mucho. Pero de unos años hasta esta parte he trabajado de forma híbrida, hago las tomas en camara de 4 x 5 pulgadas para aprovechar la calidad y la forma de trabajo que es unica, ya que tiene mucho que ver con la forma en que un pintor trabaja su lienzo. Uno pone la cámara y empieza a construir la imagen frente a ella. Es una forma mucho más pausada y lenta de trabajar. Más adelante escaneo los negativos y les hago algunos mínimos ajustes en la computadora para despues imprimirlas.



¿Cómo percibes el panorama fotográfico mexicano?

Somos un país con una cultura visual única. Creo que México es un país visual con una historia fotográfica muy rica, que va mutando en el transcurso de los años, se va renovando, y somos mucha gente que estamos haciendo fotografía. Son varias generaciones de fotográfos que estan produciendo actualmente, todos con diversos y frescos estilos. Hay varias corrientes fotograficas, está desde la fotografía documental, conceptual, abstracta, paisaje, social, hasta la foto construida que es donde creo pertenece mi trabajo personal.

Fernando Montiel Klint

 
Copyright © 2007-2013 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera