domingo, 25 de marzo de 2007

françoise hardy ye-ye

En breve, Así se fundo Carnaby Street comenzará un pequeño monográfico sobre el movimiento ye-ye y sus repercusiones en España.

La música ye-ye ha sido calificada como un estilo cercano a lo naif, sujeto a un mensaje sin contenido social. No obstante, nuestro punto de partida se basará en la premisa contraria. Intentará mostrar su influencia en las transformaciones de los modelos femeninos años antes de producirse las revoluciones juveniles de finales de los 60 y durante la eclosión de todo un compendio de movimientos de liberación, entre los que habría de contarse el feminismo. Con ello no se pretende establecer una equivalencia; lo que sí parece justo es ubicar la cultura ye-ye en el contexto de un cambio sociopolítico generalizado.

Como prólogo, les dejo con una de sus abanderadas, la cantante francesa Françoise Hardy. Si algo la caracteriza es que, a pesar de un inicio enmarcado en esa cultura, su figura trascendió los límites de sus estereotipos para convertirse en un icono de los 60. Lo que hubo detrás, una estética a la que se le uniría la liberación de las convenciones y una ampliación de la conducta social hasta ese momento restringida para la mujer, podrá verse en el especial música ye-ye.

En todo caso, vayan pasando y vean a Françoise Hardy en infinidad de portadas de revistas francesas, italianas, españolas y alemanas.

En la misma web, todo un arsenal de portadas de discos de cantantes que han versioneado temas de Françoise Hardy o han sido influidos-as por su música. Y publicidades y carteles variados sobre la cantante.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera