jueves, 5 de abril de 2007

cuando annick se convirtio en sheila



Sheila como en un cuento de hadas. Así titulaba la revista Triunfo un reportaje de 1963 dedicado a la ye-ye-girl-pop, la chica que hizo su sueño realidad, a Sheila. Annick Chancel vendía golosinas, bombones y otros dulces, lo que tiene mucho que ver con el chicle ye-ye. La oportunidad le llegó cuando todavía es una adolescente y se hace escuchar con La petite Sheila. La historia es la misma en todas partes. Había que llenar los jukebox con jóvenes cantantes para que los adolescentes reconocieran que en alguna parte alguien pensaba en ellos:

El setenta y cinco por ciento de los discos son vendido a menores de veinte años.La producción debe renovarse sin cesar.Los compradores (twisteurs en potencia) quieren reconocerse en las voces de moda.Hay que multiplicar mil veces el mito Presley.Las fábricas devoran aficiones,el mercado impone sus leyes

Sheila como en un cuento de Hadas (Triunfo, 1963-03-23)
Cita con Sheila (Triunfo, 1963-08-24)

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera