miércoles, 11 de abril de 2007

david bailey

David Bailey es a la fotografía lo que The Beatles al pop de los 60. La demarcación de la iconografía musical de la Inglaterra de ese periodo se sostiene en parte por la imaginería que Bailey hace sobre The Rolling Stone, The Who, Marianne Faithful, The Beatles. Las portadas de discos son fotografía enmarcada en un contexto cultural determinado, y Bailey utiliza ese soporte como contestación a su afán por registrar el ambiente, el swinging sixties, lo beat, el cambio generacional. Construye, además, el estereotipo de la modelo inglesa, Twiggy, Penelope Tree, Jean Shrimpton, iconos exportables con una belleza distinta. Si en los 40 y 50 la feminidad utilizaba el referente cinematográfico, es a partir de la década siguiente cuando la modelo profesional ocupa esa posición de privilegio, de la mujer exhuberante delineada por la curva a la belleza expresada en una línea recta. La ye-ye a la francesa sigue esa recta, la mujer-pop.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera