jueves, 26 de abril de 2007

el día que arthur cravan cayó en la lona

Arthur Cravan, poeta y boxeador vinculado al movimiento dada, exige una explicación constante, aunque el personaje ya está impreso en la revista que él mismo editó entre 1912 y 1915, Maintenant, una clara prefiguración del dadaísmo y todo el estadillo de imposturas artísticas que fue surgiendo paralelamente a la Iª Guerra Mundial. La revista podría ser considerada el perfecto manual de la incorrección política [y literaria], tanto así que sus afilados ataques a los cenáculos del arte le llevaron de la lucidez al oportunismo en un sólo golpe. El segundo golpe se lo vemos dar, en falso, a su llegada a Barcelona en 1916 tras un itinerario incierto por varios países europeos. Cuando Cravan se encuentra con Francis Picabia en Barcelona, hace ya varios meses que se ha celebrado el combate de boxeo que lo enfrenta al campeón del mundo Jack Johnson en la Plaza de Toros Monumental, el 23 de abril de 1916. Claro está que Cravan, más entrenado en las trifulcas con la palabra, fue literalmente derrotado en el primer asalto ante la mirada atónita de un público que exigía, creyendo que la farsa no ostenta ninguna cualidad poética, la devolución del dinero. Cravan, sin embargo, ha inscrito su nombre en la historia de la literatura no exactamente por su obra, sino por ser el antecedente del vitalismo dadá, del happenig en estado puro, la vida en acción llevada a los extremos del arte.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera