sábado, 28 de abril de 2007

gomez de la serna en el torreon



En ocasiones, las habitaciones donde el escritor [o el artista] ha decidido ubicar sus objetos ya iluminan la obra, la contienen. Lo vimos al recorrer el estudio donde Francis Bacon instaló su universo pictórico, 30 metros cuadrados de caos y azar. Lo veremos en otros espacios, con André Breton, Jackson Pollock, Andy Warhol o Miquel Barceló, pues esos lugares infringen las leyes de la realidad puramente social para separar el mundo interior de ese otro estado en que las cosas son incapaces de abstraerse de la cotidianidad. La habitación, el estudio o taller, el despacho dispuesto para la escritura o albergar ese otro mundo extraño, está en Ramón Gómez de la Serna, en su obra, en su vida, no como registro de un cúmulo de objetos coleccionados, sino como la recreación de la vivencia, la nostalgia, las obsesiones y los recuerdos. Sus estudios más conocidos, el Torreón de la calle Velázquez y la calle Villanueva en Madrid, el despacho de la calle Hipólito Irigoyen en Buenos Aires, construyen sus cimientos a partir de las nuevas tendencias artísticas que desde principios del siglo XX ofrecen una báscula estética alternativa a las artes tradicionales, pero también con el itinerario laberíntico del Rastro Madrileño, al que Gómez de la Serna era aficionado.

Gómez de la Serna ha quedado como incitador y depositario real de todas las vanguardias históricas, lo que en sus despachos puede ser traducido como materia que indaga en los objetos desplazados de su contexto natural, adquiriendo otro significado. Sus despachos se abren al mundo y lo aislan. Del lado de afuera, la organización del despacho sólo presenta extrañeza. Desde su interior, el sentido lo impone su morador. Las paredes contienen el afuera y el adentro, la antiguedad y el futuro, estampas de un mundo anticuado al que sólo es posible situar ante la novedad en un espacio voluntariamente simbólico, irreal.

No menos cierto es que el recuerdo no pertenece a este mundo. Ni siquiera nos pertenece a nosotros. Construye su propia narración con materiales sueltos.

Web dedicada a Ramón Gomez de la Serna

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera