miércoles, 18 de abril de 2007

la muerte de edith piaf



En 1963, en pleno apogeo de los géneros musicales que han ido apareciendo con la exploxión del mundo-pop, fallece la gran dama de la canción francesa: Edith Piaf. Entre 1936, que pasa de cantante callejera a intérprete y compositora profesional, y 1963, Piaf perfila el personaje que la convierte en un icono del siglo XX, figura inimitable de la canción popular. Desde sus inicios, cultivó como ninguna otra cantante de su generación la canción realista vinculada a la vida marginal y a la cronica melodramática, pequeñas historias en las que se narra las penas de mujeres abandonadas, suicidas y destinos trágicos por amores contrariados. Sus canciones no son ajenas a su propia existencia, y su vivencia del amor quedó reflejada en multitud de composiciones. L'hymne à l'amour, escrita tras la muerte de su amante el boxeador Marcel Cerdan, describe la pérdida irreparable de su amante, el desgarro en una melodía emocionante y trágica que resume una vida volcada en un amor sin límites ni barreras sociales.

La revista Triunfo cubrió la noticia de su muerte dedicándole un sentido homenaje en el num.72, en 1963: "Edith Piaf ha muerto. En el mundo de la canción francesa -quizá la única canción que ha logrado llegar lo mismo a la burguesía que al pueblo, a los intelectuales que a la gente sin cultura- su muerte ha supuesto una tremenda conmoción. En su entierro se dieron cita alrededor de cincuenta mil personas. El pueblo se mezclaba a las máximas figuras parisinas del mundo del espectáculo y de las letras. La inmarchitable Marlene, que fuera madrina de la primera boda de Piaf, estaba en primera fila totalmente enlutada. Los periódicos le han dedicado páginas y más páginas. En todos los hogares la muerte de la cantante se sintió como cosa propia. Porque Piaf ha entrado en el reino del mito. Agotada por una serie casi initerrumpida de enfermedades y por una vida vivida en toda su intensidad, cada vez que salía de una de sus crisis, deshecha, rota, su primer deseo era volver a cantar. Y siempre los conseguía". Edith Piaf no fue sólo una cantante de gran sensibilidad. Creó un estilo, una manera de modular la voz, la palabra. Elevó a nivel de arte la melodía popular y el lenguaje de la calle, influyendo en generaciones enteras de cantantes francesas que han reconocido su deuda musical con ella y su arte.

Triunfo 19-10-1963: Paris de luto, Piaf en el reino del mito

No dejeis de visitar Les conquetes de Piaf, una web excelente que hace un repaso por su vida a través de sus fotografías y canciones.

Web oficial del boxeador y amante de Piaf: Marcel Cerdan, un personaje de lo más interesante en la Francia de la primera mitad del siglo XX.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera