jueves, 5 de abril de 2007

la época de los conjuntos

Vamos de un sitio a otro sin reparar en las fechas. Hemos visto que el ye-ye no es un hecho musical que se concreta en un sólo ritmo. Hablábamos más bien de contexto, pues el movimiento, si hemos de definirlo musicalmente, se evapora con solo nombrarlo ¿Y en España? Los 60 trajeron el turismo como hecho ideológico, el plan de desarrollo económico y la eclosión del pop. Las ye-ye tuvieron su momento, pero lo que realmente mejor expresó el paradigma del pop patrio fueron los festivales, la canción del verano y las primeras guitarras eléctricas. Con Los Bravos y Los Brincos, máximos exponentes de la generación joven entre 1966 y 1968, se hacía constar que lo que en España llegó a calar con verdadero fervor fue el beat y todas sus variantes. Si las ye-ye habían encontrado su modelo en la música francesa e italiana, los conjuntos se identificaron con las formaciones anglosajonas, Beatles, Kinks, Shadows. Los Bravos se convirtó en el conjunto español de mayor éxito internacional de los 60 [Videos 1: Black is black,1966 / video 2: Simpathy, 1967]

Los Brincos mantuvieron su ideal musical unido a esas nuevas sonoridades procedentes del beat y al recordatorio de la tradición española [video 3: Medley / video 4: La fuente, 1969]. Flamenco (1964), Un sorbito de champagne (1966) o Borracho (1965) son ejemplos de esta línea. Los Bravos tenían un look acorde a su internacionalización, pero Los Brincos fueron presentados como los Beatles españoles.

Hubo un momento en toda esta historia que las ye-ye españolas se unieron en algunos temas a los conjuntos más punteros. Gelu incorpora su voz a Los Mustang, Mila graba con Los Sonor, Rocío Durcal con Los Pekenikes, Los Brincos, Los Sirex y Los Continentales, Karina aparece junto a Los Jaguar, Rosalía hace sus cosas con Los Relámpagos, Marisol con Los Brincos. Pero de eso hablaremos en otro momento. La época dorada de los conjuntos, 1964-1969, sería la confirmación de que en España también se hacía deseable una década prodigiosa.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera