martes, 10 de abril de 2007

las portadas, Dalida entre dos mundos, caterina valente


No hay más que comparar las portadas de los discos de los años 40 o 50 con los que van apareciendo en los 60 para darse cuenta que algo, o mucho, ha cambiado. Los colores, las fotografías, incluso el maquillaje y las posturas de las estrellas ye-ye son otras. La posición ya no es la de una mujer, cantante, que se muestra en el lugar exacto para salir con compostura de señora digna en el plano. Ahora la belleza es otra y el modelo un grupito de chicas que han decidido desprenderse de la década anterior con un suspiro. Los rostros también son distintos. Una cara juvenil, atemporal, con aire que la recorre por cada poro y expresa la modernidad en la piel es el signo externo de que el modelo de belleza ya no es el mismo.

Es el nuevo estilo. Pero sería injusto no hablar de otras que, siendo grandes cantantes, se quedaron a medio camino entre los 50 y 60. Dalida, que transita ambas décadas, no pudo adaptarse a la belleza de los 60. Su imagen le impedía corear las efervescencias del pop ye-ye y su porte casi contenía, aún en los 60, un matiz retro. Es cierto que lo ye-ye se convertirá, a medida que avanza la década, en un cliché que todas querrán quitarse de encima, pero en su momento de máximo esplendor es algo que casi todas llevan pintado en la cara. Algunas harán de eso una forma de evolución personal y artística, otras se convertirán en víctimas de sus posturas y caerán en el olvido al tercer single, en los años 70 o en los pick-up de una juventud que lo que demanda ya pertenece a otra idea de historia, de vivencia generacional.

Dalida, Caterina Valente, Catherine Sauvage, Michele Arnaud, cantantes que, sin pretenderlo, llegados los 60 se sitúan entre dos mundos: el propio de la chanson francesa clásica que bebe de las fuentes de Edith Piaf y ese otro que explosiona con el pop y los ritmos ye-ye. La moda ye-ye, los nuevos bailes y la eclosión de las ideologías de la juventud amenazan la supervivencia musical de esas cantantes que se han formado en los 50. En apenas cinco años sus repertorios aluden a los tonos desvaídos de la nostalgia, pero siguen estando ahí, triunfan, sólo que no es esa juventud ansiosa de modernidades a quien van dirigidos sus discos. Ambas generaciones, a pesar de su convivencia e influencias recíprocas, representan mundos diferentes.

Web oficial de Dalida
Portadas de EPs y singles de Dalida en Alemania.
Web oficial de Caterina Valente
Portadas de EPs y singles de Caterina Valente en Alemania.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera