sábado, 19 de mayo de 2007

anne vanderlove, el folk frances



Ajena a las modas ye-ye y a las tribulaciones de la chanson, en 1967 aparece en Francia el folk de Anne Vanderlove. La cantante se apoya en la guitarra y la balada, canciones de tono melancólico escasamente vinculadas a esas otras melodías tristes que hicieran famosa a Françose Hardy. Su música más bien alude a la canción popular, un sonido folk que poco tendría que ver con esos otros revulsivos culturales de la primera etapa de Bob Dylan. En esa latitud melódica podrían haber estado los ecos lejanos de otros intérpretes, Antoine, Dutronc en los 70, Nino Ferrer. Sólo ecos, quizá porque el folk norteamericano había prosperado en Francia sólo como anécdota que ha de certificar realidades distintas. El Bob Dylan eléctrico sí aparecerá en un buen motón de canciones, aunque para esas fechas ya nada hace advertir que la guitarra acústica fuera a tener continuación al margen del uso más bien espartano de algunos cantantes empapados en las fuentes del folclore.

Vanderlove siguió esa ruta de melancolía-folk, aún cuando en el mayo francés de las barricadas y adoquines empatizó con la causa obrera y ofreció recitales en las fábricas.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera