viernes, 24 de agosto de 2007

arqueologías del underground




Pinchar en el interior de las imágenes para ampliarlas

No es cuestión ahora de ponerse a dorar la cháchara con datos e índices que demuestren que la revista Star aún hoy puede ser recordada como un invento para fomentar disidencias, extravíos culturales y ocasiones para el divertimento, pero los fantasmas que aún recorrían España en 1974, momento en que salió el primer número, quizás ya empezaban a vislumbrar que no todo dura eternamente. Si durante el franquismo la clase intelectual tan solo pudo esbozar una resistencia silenciosa, en los subterráneos de la cultura underground barcelonesa el dibujo y la ilustración, el ensayo panfletario y los palimpsestos del desencanto produjeron una vertiente de verdadera irreverencia contra los poderes fácticos. El germen de aquellos otros cambios culturales que tendrían su mayor impacto social en los años 80 ya estaba en las páginas impresas a dos tintas de la revistad Star. Una publicación a la que todavía no se le ha hecho justicia y aún podría ser contemplada como un modelo para la discrepancia y el hedonismo, para el jolgorio y la crítica social, la cultura. Incluso en democracia.

[Portadas: nº 21, Pérez Sánchez | nº 22, fotografo desconocido | nº 24, Swartz, Pontial, Buckinz, Ever, Armand | nº 25, Nazario | nº 26, fotógrafo desconocido |
nº 34, Ceesepe | nº 50, Jordi García | nº 55, Peret | nº 56, fotógrafo desconocido]

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera