sábado, 22 de septiembre de 2007

hiperrealismo, coches, ciudades, vidas

Dos pintores del hiperrealismo fotográfico de los años 70. Richard Estes y Robert Bechtle. Ambos centraron parte de su trabajo en plasmar el entorno urbano en documentos pictóricos definidos en los manuales de historia del arte por su gran neutralidad visual, un objetivismo radical que valoraba especialmente la descripción literal de la vida cotidiana. Mientras Estes realiza su tarea artística en la ciudad de Nueva York y acentúa el aspecto material de las cosas [escaparates, brillos, calles], Bechtle puede considerarse un cronista del sistema de vida de la clase media en el área metropolitana de San Francisco, captando momentos banales que de otra forma pasarían desapercibidos. La literalidad podría significarse a través de la reproducción fidedigna del detalle, sin embargo hay algo que no encaja con la realidad objetiva. En algunos casos, el fotorrealismo recarga el sistema de signos de esa realidad proporcionando otra dimensión al ámbito de la ciudad. Lo que la urbe exige es que se la interprete, por eso los escaparates y brillos de Richard Estes nunca podrían calificarse desde un realismo exacto. Esa es la paradoja.



[Richard Estes: Baby Doll Lounge, 1978 | Cafe Express, 1975 | Supreme Hardware, 1974]



[Robert Bechtle: Watsonville Olympia, 1977 | Agua Caliente Nova, 1975 | ’61 Pontiac, 1968 | Frisco Nova, 1979]

Hyperrealism.
Richard Estes en el Museo Thyssen.
Richard Estes.
Robert Bechtle.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera