viernes, 5 de octubre de 2007

jason sherry, el arte del collage


Si bien pudiera definirse el collage como un espacio cultural mediatizado, donde la mecánica del arte remite a la absorción de cualquier estética recolocada en la superficie del cuadro, entonces, también podría asociarse al palimpsesto. Pero el texto [léase, cualquier producto de la cultura] ha hecho uso del pastiche y la cita a lo largo de la historia del arte, la literatura o la música. El Constructivismo ruso proporcionó al collage su patente plástica en la primeras décadas del siglo XX y el Dadaísmo lo asumió como lenguaje independiente. El poeta norteamericano Ezra Pound llevaría a cabo uno de los monumentos-collages más estimables de la poesía universal en sus Cantos [The Cantos, 1915-1962], al igual que T. S. Elliot, con la ayuda de Pound, elevó la cita-pastiche a las cimas de la modernidad con La tierra baldía [The waste land, 1922]. El collage llega a la posmodernidad bajo la forma de un revisionismo histórico [historicismo] que vincula la apropiación a un espacio pictórico descontextualizado. El tiempo cultural ha sido quebrado por la cita, borrado por la diversidad de referencias estéticas integradas en un mismo almanaque.

Jason Sherry, artista instalado en San Diego, hace uso del collage/fotomontaje y remite sus diseños al Constructivismo, al Dadaísmo y al cartel de propaganda, mezclando historia, ironía y cultura.

El collage se convierte en una fisura del tiempo histórico.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera