domingo, 4 de noviembre de 2007

el hortelano, mecanica celeste


Extracto de Bajo la bóveda cósmica, Star, nº 19, 1976

La obra gráfica que José Alfonso Morera "El Hortelano" empieza a publicar en las páginas de la revista Star sorprende por dos razones. Si por un lado, no se puede hablar de sus cómics de los 70 en función de la tradición estético-contracultural que la propia revista había potenciado a través de dibujantes como Nazario, Francis Masse, Gallardo o Mariscal [y autores norteamericanos como Shelton y Crumb], por otro, las correlaciones estilísticas entre ese periodo y la pintura que desarrollaría a partir de los primeros años 80 se muestran confusas. Se trata de un cómic alegórico que se desmarca de las corrientes del tebeo underground de la época tanto por su estilo como por la forma de abordar el relato, con una clara evocación de la ciencia ficción, por decirlo así, trascendental, pero también de los frescos oníricos de El Bosco, aspecto este último que tratará de manera aún más explícita en la obra Las cuatro estaciones [1978], formada por cuatro cuadros que escenifican un vagón de metro poblado por autómatas y que simbolizan las estaciones del año. Aunque sigue publicando en Star, con portadas memorables y obras que continúan esa trayectoria bosquiana en dibujos como Babel Surpeuplée [1978], la obra de El hortelano inicia un proceso de alejamiento respecto al trazo de sus primeros trabajos, orientándose hacia la pintura.

La cuestión podría abordarse de otro modo, por ejemplo, al señalar que esa primera etapa no sería más que el periplo de transición hacia una práctica del dibujo y la ilustración abocada a realizarse plenamente en la pintura. En ese sentido, el nexo que unifica ambos periodos, incluso su obra realizada a finales de los años 90 con una serie tan bellamente orquestada como Osa mayor, sería la exposición continua de una mecánica para el cielo y la naturaleza celeste, cuya superficie predomina en muchos cuadros y habría de alzarse como un tema que, visto su recorrido pictórico, se encuentra ya en sus inicios underground. El cielo se erige como la báscula prominente de la naturaleza, tanto en sus dibujos de la revista Star y sus cuadros de los años 80 escenificados en ambientes urbanos, como en su obra posterior, irremediablemente delimitada por el tema de la naturaleza y sus detalles mínimos.

Lo que se muestra es que la lógica interna de la obra de El hortelano evoluciona en la manera de plasmar la naturaleza. En los años 70, esa temática queda confrontada con el proceso de civilización y su poder autodestructivo. En los 80 la naturaleza se refleja en aquellos personajes urbanos que anhelan el cielo y su melancólica presencia: la ciudad es un escenario incompleto sin ese firmamento. En los años 90, la naturaleza aflora en la pintura de El Hortelano como un estallido que habría de complir el deseo de regresar a la contemplación de los detalles y fragmentos que la componen.



Extractos de Bufones, Star, nº 25, 1977 | Dibujo perteneciente a la serie Europa requiem, 1977

LINKS DE EL HORTELANO:
El Hortelano
El Hortelano en MySpace
Vegap
Banco de imágenes de El Hortelano en Ciudad de la Pintura
elhortelano@gmail.com

Seguir leyendo

La obra de El Hortelano es rica en detalles, y a lo largo de los años ha ido profundizando en muchos de los temas que ya había plasmado en su primera época: la naturaleza y el cosmos, la relación del hombre como un entorno que se torna místico y forma parte de su propia esencia. Lo que sigue es una breve selección de los recorridos pictóricos que El Hortelano ha ido atravesando en los últimos años.


Osa Mayor / Dubhe (serie «Osa Mayor»), 1998-1999, óleo sobre lienzo, 200 x 200 cm, colección del artista


Osa Mayor / Phecda (serie «Osa Mayor»), 2003-2004, óleo sobre lienzo, 200 x 200 cm, colección del artista

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera