viernes, 7 de marzo de 2008

disparos


Chris Burden, Shoot, 1971

Me remito al blog Contemporaneizarte en el caso de la irresoluble paradoja de los límites del arte. No interesa tanto saber qué es aquello que el arte ha de ofrecer para definirse como que su exposición también exige un correlato moral. No hablo de una moral judeo-cristiana, sino del pavimento sobre el que se construyen los discursos en base a las consecuencias de una acción, pero también en el propósito en sí de catalogar como arte acciones que utilizan la violencia práctica como centro de atención. Muchos artistas han utilizado el dolor como materia artística, pero cuando ese umbral de radicalidad es propinado al otro, a un segundo individuo, a la colectividad, la función se desplaza hacia el sadismo, la crueldad o la inmundicia... ¿o quizás deberían incluirse las snuff movies en el catálogo de películas de arte y ensayo?... Chris Burden ya había hablado de ello en 1971, a raiz de su performace Shoot.

Lo límites del arte (I)
Los límites del arte (II)
Performance. Chris Burden and the limits of art

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera