viernes, 5 de noviembre de 2010

55.459.218 (santiago sierra, premio nacional de artes plasticas)



Línea de 250 cm tatuada sobre seis personas remuneradas, 1999 / Contador de muerte, 2009

Recupero este post, editado el 23 febrero 2010, al serle otorgado a Santiago Sierra el Premio Nacional de Artes Plásticas 2010.

El artista español Santiago Sierra (n. 1966) ha llegado al arte a través de la transgresión, casi siempre fijando su eje conceptual en problemáticas sociales. Muchos de sus proyectos evalúan la polémica como acontecer artístico, es decir, como herramienta sustitutiva de los instrumentos tradicionales de la práctica artística.

Nos fijamos en dos proyectos distantes en el tiempo. 10 años. El primero, Línea de 250 cm tatuada sobre seis personas remuneradas (1999), consistió en la alineación de seis jóvenes de La Habana en desempleo contratados por 30$ para que consintiesen ser tatuados. El segundo, Contador de muerte, ha sido llevado a cabo a lo largo de 2009 en Hiscox Insurers, Londres, Reino Unido (1 de Enero - 31 de Diciembre de 2009). Un contador LED (diodo emisor de luz), registrando el número total de personas muertas en todo el mundo, fue intercambiado por una póliza de seguros pagadera en caso de la muerte del artista, Santiago Sierra, durante el periodo de exhibición.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Actualización 5 Nov 2010. Noche.


Santiago Sierra rechaza el Premio Nacional de Artes Plásticas. En una carta abierta dirigida a la ministra-títere (de cultura) González Sinde, Sierra explica sus motivos. Fragmento:

Es mi deseo manifestar en este momento que el arte me ha otorgado una libertad a la que no estoy dispuesto a renunciar. Consecuentemente, mi sentido común me obliga a rechazar este premio. Este premio instrumentaliza en beneficio del estado el prestigio del premiado. Un estado que pide a gritos legitimación ante un desacato sobre el mandato de trabajar por el bien común sin importar qué partido ocupe el puesto. Un estado que participa en guerras dementes alineado con un imperio criminal. Un estado que dona alegremente el dinero común a la banca. Un estado empeñado en el desmontaje del estado de bienestar en beneficio de una minoría internacional y local.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera