martes, 7 de febrero de 2012

scott schuman, la moda contra el estilo



Para todos aquellos que puedan estar interesados en temas realcionados con la moda, el estilo y el coolhunter, he traducido al castellano la entrevista que Another Mag hizo a Scott Schuman, editor del blog The Sartorialist. Entrevista publicada en versión original el 30 de enero, 2012. La entrevista complementa algunos post publicados en Así se fundó Carnaby Street: Del coolhunter on-line y otras derivaciones fotográficas (I), Del coolhunter online y otras derivaciones fotográficas (II), Estilo, El estilo como manufactura y otras tantas que pueden localizarse en el interior del blog. En cualquier caso, la visión de Schuman supone una perspectiva interesante en la que reseña la diferencia entre moda y estilo.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Scott Schuman es el fundador y editor de blog de moda The Sartorialist, creado en 2005. Ha logrado una considerable influencia con sus fotografías realizadas en las calles. Una selección de su trabajo fotográfico ha sido editado en formato libro por Penguin, en 2009. Aparte de su trabajo para The Sartorialist, Schuman ha contribuido en campañas publicitarias de marcas como Burberry y Gap.

¿Cómo conectarías moda y elegancia? La elegancia es una cierta gracia. Doré Garance y yo estuvimos hace poco hablando de las personas más elegantes que hemos conocido y ella mencionó un par de nombres. Le dije: "Sabes, es interesante. Yo sabía que de todas esas personas, pero no sé si podemos llamar a todos ellas gente con estilo". Lo que todas ellas tenían en común era sus buenos modales. Eran muy gentiles, muy bien educadas, gente cortés. Muchas de estas cosas son lo que la mayoría de la gente entiende por elegancia. La elegancia, en realidad, se expresa a través de las acciones propias.

¿Cuál es el papel de la historia y la historia del arte en tu concepción de la moda? ¿No fue Chanel quien dijo una vez "las personas que desconocen la historia están condenados a repetirla"? Me encanta la historia del vestido y la historia de la moda. Es fascinante, especialmente para alguien como yo, que hace un blog. Tiene tal interacción con una audiencia más amplia, no necesariamente lectora de revistas de moda. Mis fotografías dicen algo sobre el estilo y la moda. Pero también son sólo retratos, buenas fotografías. Mucha gente dirá "es una locura, nadie podría vestirse así fuera de Nueva York". Pero la gente se vestía así en el Renacimiento. Se puede apreciar a través de la historia de la moda. Eso nos proporciona un contexto.

¿Podría describirse la moda como un lenguaje y un discurso, tal como Barthes hizo? Ahora, más que nunca, la moda se está convirtiendo en conversaciones. Antes, se expresaba principalmente a través de las revistas de moda y la fotografía. Ahora, con Internet, una fotografía de moda publicada en mi blog, o en cualquier otro blog, puede ser comentada por cualquier persona. Se crea una conversación en dos direcciones, sobre el estilo y sobre la moda, mucho más abierta que nunca.

El término "intelectual" fue acuñado en un momento de grandes dificultades políticas. ¿Tiene la moda un papel político? En qué sentido? Quizá no tanto la moda como el estilo: tiene un papel político en el sentido de que las implicaciones sociales van en consonancia con la forma de vestir. Ningún candidato político se vestiría en Rick Owens. Para la mayoría de la gente eso no significa “poder político y estabilidad”. Ellos se visten en el armario que dice “poder político, estabilidad política”. Esas personas no están expresando quienes son a través de la moda. En realidad se ocultan bajo la idea de lo que el poder político debería parecer.



¿Cómo relacionas el concepto de moda con el de estilo? He pensado mucho sobre esto. La moda y el estilo son como las ruedas de un reloj. La moda funciona con mayor rapidez. Y como en un reloj, la rueda más pequeña hace el trabajo más grande. Así que mucha gente le gusta decir "el estilo es eterno, pero la moda es temporal". Lo que tienes que hacer es repasar la historia de la moda y ver que, incluso en ropa de hombre, una chaqueta azul marino de 1970 se ve totalmente diferente de una chaqueta azul marino de 2010. Aunque la mayoría de la gente dice que la moda va cada vez más rápido, mi libro de hace tres años, que continúa vendiéndose muy bien, todavía inspira a la gente. Ciclo de la moda puede haber girado, pero la forma en que la gente quiere cambiar su aspecto no.

¿Qué tienen que ver la moda con lo intelectual? Para mí la cuestión debería estar más centrada en el estilo que en la moda. La moda no tiene nada que ver con lo intelectual, a menos que seas diseñador y tengas la capacidad para combinar elementos de inspiración distintos. Alguien como Dries van Noten realmente congenia ideas separadas de diferentes culturas, diferentes conceptos. El estilo está más directamente relacionado con el intelecto: todo el mundo utiliza su estilo para encajar en el grupo social del que quiere formar parte. Nadie viste diferente de lo que quiere ser. Cuando los chicos llevan atuendo deportivo quieren parecerse al típico chico, no quieren expresar las mismas cosas que cuando llevan chaqueta y corbata. Las expectativas son diferentes. El estilo es diferente. Ellos usan su intelecto para encontrar la manera de encajar.

Tomas fotografías de gente en la calle. ¿Cuál es la razón que te impulsa a hacerlo así? Hay dos partes. En primer lugar, como me encanta la moda, las revistas de moda, los desfiles, salir a la calle no trataba de reemplazar a las revistas y las pasarelas, era más un complemento. El libro llega en algún punto entre los desfiles y lo que está en la calle. Es fácil para mí encontrar revistas y desfiles que me gusten, pero muy difícil encontrar en la calle instantáneas inspiradoras. Así que lo hice yo mismo. Y cuando empecé la gente pesaba que “en la calle” significaba los looks más extravagantes, gente con mohawks, etc. Yo no me visto alocadamente, sólo un poco mejor que la media. De tal forma que decidí fotografiar a aquella gente que era mucho más sutil en su estilo, igual de fuerte, igual de bueno, pero más sutil. Y al mismo tiempo yo estaba enamorado de la fotografía. Mi padre era fotógrafo, productor, y él trabajaba en un estudio. Pero a mi me encanta la espontaneidad de una instantánea en la calle, el desafío que supone utilizar ese contexto.

El impacto de los blogs y la importancia de la fotografía de calle parece indicar que la moda se está convirtiendo de alguna manera en algo democrático. ¿Crees que es así? El medio es ahora tan económico: es tan barato hacer una revista, tomar fotografías. Eso significa que más gente puede producir, que existen más opciones. Se puede elegir a quién quieres escuchar. No creo que el auge de Internet haya hecho daño a Condé Nast, pero ahora, en lugar de tres voces en la moda, es como la televisión: están las grandes “majors”, y muchos otros canales para elegir. La gente quiere un canal internacional, como una revista de Vogue o Harper’s Bazaar, y algo local vinculado a lo que la gente es. Hay más de eso, y la gente puede elegir. La gente quier algo bueno.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera