miércoles, 18 de abril de 2012

bunny yeager, la construccion iconografica del erotismo en los años 50 (del siglo XX)


Bettie Page & Bunny Yeager

Muchos sabrán, y otros tantos no se lo podrían ni imaginar, que una parte del modelo iconográfico del erotismo de los años 50 dirigido al sector masculino heterosexual fue creado por una mujer, Bunny Yeager. Beatriz Preciado lo explica en el siguiente fragmento de su libro Pornotopía, un libro que resulta de lo más interesante para conocer el universo creado por Hugh Hefner a través de la publicación Playboy. El libro deconstruye muchos estereotipos creados alrededor de la revista, pues fue mucho más (especialmente en sus primeros años) que un simple desplegable de chicas desnudas.

----------------------------------------------------------------------------------------------

La persistente exposición del interior doméstico en Playboy era en realidad el resultado de un cuidado proceso de diseño y de teatralización del espacio. Los fotógrafos serán los principales escenógrafos del interior de las imágenes pin-up de Playboy durante los cincuenta-sesenta. Antes de convertirse en el famoso director de Pussycat! Kill! Kill!, Russ Meyer trabajó realizando las fotografías eróticas de Playboy, que preparaba siguiendo un guión casi cinematográfico. Pero curiosamente el fotógrafo que más influyó en la creación de un estilo en Playboy no fue un hombre, como dejaban entender las críticas esencialistas contra el "ojo masculino" y el "sexismo masculinista" de la revista, sino la fotógrafa americana Bunny Yeager. Yeager, que según su propia definición siempre había soñado con ser una chica pin-up, trabajó como modelo y actriz secundaria antes de estudiar fotografía en la Escuela de Miami y empezar a fotografiar a sus amigas. Fue Yeager la que inmortalizó a Bettie Page, a Lisa Winters, a Maria Stinger o a Ursula Andress, la que inventó los bikinis estapados de leopardo y los flequillos rectos, la que creó los escenarios coloniales con chicas blancas rodeadas de animales salvajes y los decorados de interiores con muebles rojos y verdes de formica.

En 1954, Yeager vendió la primera fotografía de Bettie Page a Playboy. En 1959 se había convertido en el mejor fotógrafo americano del año y una de las profesionales mejor pagadas del mundo. Sin embargo, aunque muchas de las playmates fueron amigas personales de Yeager, las fotografías no eran casuales, sino que resultaban de una precisa escenografía de lo cotidiano. En 1955 Hefner escribe para Yeager un protocolo con directrices de representación fotográfica: "Las playmates deben ser representadas en un espacio interior o en un decorado natural. Playboy es una revista de interior para el hombre urbano y las playmates deben dar la misma impresión... Nos interesa que todo parezca natural, no un decorado de estudio, sin accesorios excesivos".

Extracto de Beatriz Preciado, Pornotopía. Arquitectura y sexualidad en "Playboy" durante la Guerra Fría (Anagrama, 2010, pp. 72-73)

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera