martes, 11 de septiembre de 2012

Net.Trending



Internet juega un papel fundamental en la creación y difusión de tendencias: la capacidad de establecer conexiones y flujos de información es mucho mayor en el espacio online.

Los ecosistemas online (Web 2.0., plataformas, websites, redes sociales, modelos de negocio online, aplicaciones, etc.) actúan como soporte de tendencias, novedades o modas originadas en el mundo de la vida offline y en el contexto social, pero esos mismos ecosistemas generan también, por sí mismos, nuevas tendencias que influyen en el comportamiento de los usuarios y consumidores. Hoy en día es más que probable que cualquier tendencia, independientemente de su signo, tenga un recorrido de difusión más amplio en la Web que en la realidad social. Internet es un agente de propagación exponencial: adquiere competencias de mayor calado (intensivas y extensivas) para fijar conexiones entre usuarios, fenómenos y modelos de negocio emergentes.

La imbricación entre el mundo online y offline es cada vez más evidente. El Net.Trending enclava el proceso de investigación y análisis en el entramado de ecosistemas online que conforman la Web, sin perder la perspectiva del feedback generado entre ambos mundos. Indicios, novedades y tendencias pueden adquirir forma, sentido y autonomía en cualquier ecosistema online, del mismo modo que cualquier fenómeno tendencial originado en el espacio social offline puede encontrar un modelo expresivo y activo en cualquier ecosistema de la Web. El Net.Trending ofrece nuevas posibilidades en el análisis de tendencias. Este hecho se fundamenta en cuatro directrices fundamentales.

1) La Web es un incubador de tendencias: no es sólo un reflejo de lo que sucede en el mundo físico. Muchas tendencias emergentes tienen sus raíces en Internet a través, por ejemplo, de los canales de la Web 2.0. Ese hecho ha de producir, en consecuencia, nuevas formas de consumo, estilos de vida, cambios en el comportamiento del usuario, productos y servicios innovativos, etc.

2) La Web y los entornos digitales continúan, expanden y enriquecen la actividad social generada en la realidad offline: muchos modelos de negocio y otras formas de vida online pueden entenderse como una clara expresión de las transformaciones en las necesidades y motivaciones del consumidor.

3) La Web juega un papel clave en la creación y difusión de tendencias: la capacidad de establecer conexiones y flujos de información es mucho mayor en el espacio online.

4) El entorno digital y los dispositivos tecnológicos proporcionan numerosas herramientas, aplicaciones y plataformas que permiten desarrollar un seguimiento exhaustivo de las actividades de los usuarios y consumidores. De la misma manera, muchos modelos de negocio y portales online pueden entenderse como un observatorio privilegiado.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera