martes, 4 de septiembre de 2012

Un marco etnografico para el analisis de tendencias



La etnografía amplía y enmarca con mayor detenimiento el campo de análisis del consumidor.

Las técnicas etnográficas, aplicadas a la investigación de tendencias, se han convertido en un soporte fundamental para el análisis del consumidor y la generación de insights, es decir, para la detección de oportunidades en escenarios de consumo múltiples y cambiantes. Mediante una aproximación cualitativa y holística, incide sobre parámetros que van mucho más allá de un discurso provocado para adentrarse en el contexto socio-cultural del consumidor. Este posee comportamientos latentes, actitudes y expresiones cotidianas que no es capaz de verbalizar aún cuando repercuten en sus decisiones. La etnografía amplía y enmarca con mayor detenimiento el campo de análisis estableciendo un vínculo entre la praxis cotidiana del consumidor, su estilo de vida y las acciones que lo definen.

La adaptación de la etnografía al análisis de tendencias se plantea como un dispositivo de inmersión focal o extensiva capaz de penetrar en el universo cotidiano del sujeto. La inmersión focal interviene en situaciones puntuales (ejemplos: usos de la tecnología, actos de compra, tiempo de ocio, etc.) de la vida del sujeto sin perder de vista el contexto global. La inmersión extensiva se basa en un seguimiento prolongado del sujeto, abarcando múltiples situaciones de la vida cotidiana. La morfología del contexto queda patente en dos estratos interrelacionados. 1) La triangulación de la coherencia-disonancia entre lo que el sujeto piensa, dice y hace. 2) Amplitud del mundo de la vida: pautas culturales, estilos de vida, referencias sociales, espacios vitales, etc. Las técnicas etnográficas permiten extraer una latitud de información más amplia en la medida en que rebasan las formas discursivas del consumidor.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera