miércoles, 18 de diciembre de 2013

Aviador Dro, entre el panfleto político y la caja de ritmos



Aviador Dro y sus obreros especializados es una de las formaciones musicales paradigmáticas de finales de los 70 y principios de los 80. La recepción del pop electrónico en España pasa por sus cajas de ritmos y sintetizadores, en un momento en que la Nueva Ola todavía se halla bajo el influjo del punk y el rock urbano se disgrega en diferentes tramas, ya sea por la vía del afterpunk, el rock siniestro o el rockabilly. Lo que se produce en esos años es cierta sintonización de la maquinaria institucional y la aportación de iniciativas independientes que, en combinación con la expansión de la radio (libres e institucionales) fanzines, revistas musicales y nuevos programas de TV dirigidos a la juventud, repercute en la necesidad de ampliar las infraestructuras de la edición discográfica. De hecho, algunos grupos colaborarán activamente en la creación de esa industria alternativa, proporcionando una salida a otros tantos grupos que de otra forma dificilmente hubieran podido darle salida a sus canciones. Esclarecidos fundará la discográfica Grabaciones Accidentales, Paralísis Permanente y Gabinete Caligari permanecerán vinculados durante algún tiempo a Tres Cipreses. Aviador Dro, ante la imposibilidad de grabar su primer LP con la casa discográfica que había publicado sus primeros singles, MoviePlay, creará en 1982 Discos Radiactivos Organizados.

Aviador Dro se convierte en una pieza fundamental en ese proceso expansivo y en un detonante creativo en la construcción de aquellas tramas relacionadas con el pop electrónico. A pesar de que sus referentes inmediatos pueden rastrearse a través de los trabajos pioneros del grupo alemán Kraftwerk, la imagen irónica del grupo norteamericano Devo y las disidencias politico-musicales de The Residents, el trasfondo de su estilo imprime un eclecticismo si acaso disimulado por los sintetizadores. Ese eclecticismo, que retoma algunos indicios del punk y hace uso confeso de los ideales del futurismo a través del manifiesto pseudopolítico, puede detectarse desde sus primeras maquetas y singles. La depuración del sonido Dro se hace patente con la publicación en 1981 del EP Nuclear sí y del maxi-single de 1982 Programa en espiral, una de las canciones más originales e innovadoras de la música española de los últimos 30 años.


AVIADOR DRO / LA CHICA DE PLEXIGLAS 1980 SNG


Descargar. Este single se centra en una temática futurista, eje argumental que Aviador Dro desarrollará en un tono más grave y maximalista en otros temas posteriores. Grabado en Sonoland, Agosto 1980. Producido por Jesús Gómez.
1- La chica de plexiglas
2- Laser

----------------------------------------------------------------------------------------------

AVIADOR DRO / NUCLEAR SI 1982 EP


Descargar. El argumento nuclear ha sido tratado por Aviador Dro en diversas ocasiones. Este EP concentra esa temática tanto desde un punto de vista histórico y político como cinematográfico, aludiendo a retazos del cine de ciencia-ficción de los años 50 pero también al contexto social contemporáneo. Grabado en Doublewtronics, 1981. Producido por Jesús Gómez.
1- Sintonía del refugio atómico
2- Nuclear si
3- El retorno de Godzilla
4- Varsovia en llamas
----------------------------------------------------------------------------------------------

AVIADOR DRO / SELECTOR DE FRECUENCIAS 1982 MAXI


Descargar. El lirismo de Aviador Dro y sus obreros especializados alcanza con esta canción uno de sus momentos más sobresalientes. Un tema de amor con cierto tono nostálgico que recurre a una semántica entresacada de la tecnología. Grabado en Audiofilm, 1982. Producido por Julián Ruiz
1- Selector de Frecuencias
2- Selector de Frecuencias (Instrumental)

Siguiendo la estela de algunos movimientos de vanguardia de principios del siglo XX y textos de muy diversa procedencia (Marx, Bakunin, futurismo, McLuhan, etc), el grupo va más allá del aspecto musical para esbozar una proclama revolucionaria que conjuga el programa de una sociedad tecnificada con el panfleto politico-visionario, casi al modo de un guión cinematográfico que sólo podría adquirir pleno sentido ante el imaginario visual, musical y lírico que han ido construyendo desde 1979. Ese ideal se detetiene en aspectos tanto políticos como puramente estéticos, y perfila una sociedad utópica maximalista que termina por describir más bien una realidad cinematográfica. La variedad de panfletos y hojas informativas que insertaron en sus discos completa el universo temático de sus canciones, una narrativa que puede ser entendida como un palimpsesto aplicado al pop cuya síntesis no sería otra que convertir al hombre en máquina y la máquina en materia de utopias.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera