lunes, 2 de diciembre de 2013

Dexedrina 1983



Reanudamos nuestro archivo de arqueología cultural en un intento por recuperar piezas en papel que, a pesar de su escasa repercusión o difusión, crearon un magma informativo por debajo de los medios de comunicación oficiales o de mayor envergadura. En esta ocasión se trata de un fanzine musical hecho desde la periferia provincial (Almería): Dexedrina No.1 1983. Sin embargo, no tiene nada que envidiar a otros del mismo estilo que se hacían en centros culturales más concurridos como Madrid, Sevilla, Valencia o Barcelona.

De nuevo, quedan claras las prerrogativas generales del fanzine a partir de un lenguaje que intentaba desmascarse de la corrección para poner en cada párrafo las ideas y gustos de sus creadores. Los miembos de Dexedrina lo aclaran en el editorial: "... Que nadie espere objetividad, seriedad y ese tipo de cosas que ciertos señores se empeñan en buscar... Dexedrina es un medio irreverente, cercano y radical porque sí, y al que no le guste tiene dos disyuntivas: o aguantarse y joderse, o montar otro fanzine tal y como le salga de las pelotas". No se trata de certificar limitación alguna, sino de abordar el fanzine como un formato plenamente subjetivo. Esto queda reflejado en la manera de afrontar la escritura, más cercana al habla coloquial que a la elaboración literaria. Visto desde ese punto de vista tambien podemos aproximarnos a los modos y usos del lenguaje de la juventud de ese momento. Artículos como los dedicados a Alan Vega y Johnny Thunders ofrecen la visión de un fan de 1983, y eso ya adquiere valor como documento.

Dexedrina No.1 1983 (Almería)

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera