sábado, 24 de enero de 2015

Las marcas como fuente temática en el arte contemporáneo {IV}

La idea del Branding-Art tiene que ver con el modo en que las marcas utilizan elementos propios del sistema del arte, pero hay que señalar que el arte (artistas, estilos, escuelas, movimientos estéticos) también ha hecho uso de las marcas y la publicidad como argumento estético y expresivo. La relación entre arte y marcas corporativas puede rastrearse históricamente, con periodos especialmente sensibles al propio desarrollo de la sociedad de consumo y su sistema de representación. En la década de los 60, el Pop-Art perfila el momento álgido de esa relación. Imágenes, iconografías, motivos publicitarios, productos y logotipos pertenecientes al ámbito empresarial se convierten en una fuente temática recurrente para el arte. El contenido iconográfico ha oscilado entre la crítica cultural, la ironía o el homenaje, pero en casi todos los casos se hace patente la necesidad de comprender ciertos elementos constitutivos de la sociedad contemporánea. Dos ejemplos que concretizan su fuente en el universo publicitario.

STUART DAVIS, 1921-1924


Stuart Davis, Lucky Strike, 1921 / Stuart Davis, Odol, 1924

Con Stuart Davis (1892-1964) se da la voluntad consciente de plasmar la validez estética de una marca. Davis es uno de los principales exponentes del cubismo norteamericano, aplicándolo a la representación de productos comerciales y al estilo de vida de la metrópolis. En estas obras los planos pictóricos se solapan imitando el efecto del collage. Si la serie «Lucky Strike» se identifica con elementos propios de las vanguardias europeas, las obras producidas bajo el título «Odol» pueden entenderse como un antecedente temprano del Pop-Art a partir del tratamiento de los objetos y la sobreexposición de la marca comercial al hacer de ella el tema principal. Esa idea será llevada a sus ultimas consecuencias por Andy Warhol a principios de los 60.

----------------------------------------------------------------------------------------------

EDUARDO PAOLOZZI, 1947-1950


E. Paolozzi, Real Gold, 19450 / E. Paolozzi, I was a rich man’s plaything, 1947

Paolozzi trata el collage como una fuente inagotable de referencias visuales tomadas de la cultura popular y los estilos de vida reflejados en la publicidad. Revistas norteamericanas como Life, Look y Squire se convierten en material recicable para el arte, pero también la incorporación de enseñas y productos de consumo. Su obra de finales de los años 40 puede considerarse un detonante del Pop-Art en Inglaterra, mostrando tanto una fascinación por los signos externos de la sociedad de masas como una resistencia irónica a su disponibilidad perpetua a través de la sobreabundancia de imágenes en la esfera pública y en la vida cotidinana.

En «I was a Rich Man’s Plaything» Paolozzi hace resaltar el poder del medio publicitario, en una década en la que ya se comenzaba a atisbarse una transformación generalizada en los estilos de vida volcados en la satisfacción como generador social. En obras como «Dr. Pepper» y «Real Gold» resitúa en un mismo nivel de significados: productos culturales, bienes industriales y marcas. El cuadro se convierte en un palimpsesto que constanta el nuevo orden de la vida.

Puedes descargar un ejemplar en PDF en el siguiente enlace: Branding-Art. Las marcas y el sistema del arte

Características del PDF. Publicado en mayo 2014. 52 páginas. Peso del documento: 21 MB. Visionado óptimo: modo pantalla completa (100%). Dividido en tres capitulos: 1) Introducción al Branding-Art, 2) Las marcas como fuente temática en el arte moderno y contemporáneo y 3) Branding-Art y marketing: las marcas en el sistema del arte. El siguiente PDF parte de un artículo publicado el 22 de noviembre 2011 en esta misma web.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera