lunes, 14 de enero de 2008

richard hell, visionario antecedente del punk


En relación a su nacimiento, la historia del punk tiene muchas versiones, cotos vedados, delimitaciones falsas, vericuetos por los que la semántica nos lleva de un sitio a otro o, simplemente, decide una historiografía a la medida de un orden argumental. Si bien el movimiento se consolida publicamente en Inglaterra, el escenario en el que habría que situar su vanguardia no sería otro que Nueva York, 1975-1976, aún cuando todas las versiones se precipitan en denominarlo proto-punk para explicarlo como el antecedente inmediato. Dos discos prefiguran la existencia del punk antes de que McLaren hubiera pensado en vampirizarlo, extraer el slogan más apropiado y darle un contenido preciso por mediación de su grupo-emblema, Sex Pistols. En 1975 The Dictators edita un disco crucial, Go girl crazy. 1976 será el año en que Ramones publique su primer disco. En ambos está la esencia del punk-rock. Ramones reconoce su deuda con The Dictators, y el punk anglosajón de primera hora coloca a Ramones en uno de los vértices de su singladura. Ese album ya contiene muchas de las consignas: canciones de dos minutos, básicas, que se revelan contra la parafernalia de los grandes grupos sinfónicos, letras ácidas, en los límites de lo social y el exceso, donde además se hace referencia a emblemas nazis como forma de provocación, iconografía que luego será recogida por multitud de grupos (incluso en España: recordemos los primeros tiempos de Gabinete Caligari).

Sin embargo, otro personaje de la escena de Nueva York alimenta la visión que se iría construyendo a partir del 77 sobre el conglomerado del punk. Richard Hell, miembro de Television y fundador de The Heartbreakers junto a Johnny Thunders y Jerry Nolan, formaría en 1976 su propia banda, The Voidoids, proporcionando a Malcom McLaren la actitud y la estética, las ideas básicas que luego aplicaría a Sex Pistols. La historia se remonta a 1974, cuando McLaren se traslada a Nueva York para recoger nuevas tendencias para su tienda, Let it Rock, introduciéndose en los ambientes del rock alternativo. New York Dolls, The Heartbreakers. El Richard Hell de The Voidoids ya ha experimentado todo lo que se podía decir con el punk. Su Lp de 1977, Blank Generation, es una inyección de nihilismo poético que pone el énfasis en esa rabia contenida que luego expresarán Sex Pistols con su No Future y The Clash sumarán a la estética global de sus inicios y sus primeros discos.

----------------------------------------------------------------------------------------------


En el nº 39 de la revista Star, 1978, el periodista musical Diego A. Manrique publicó un artículo sobre Richard Hell. En él hace un repaso de su arte, un músico brillante que se debatió entre relatar su propia autodestrucción o los intentos de afirmarse por otros medios. En 2005 publicó su última novela, Goodlike.

 
Copyright © 2007-2016 . Asi se fundó Carnaby Street . Javier M. Reguera